Hominización

2 12 2007

En el larguísimo periodo que ocupa la Prehistoria tiene lugar la hominización, la lenta evolución que condujo desde los primeros homínidos al ser humano actual.

Alrededor de 200 millones de años atrás comenzó el desarrollo de los mamíferos, al principio eran pequeños animales que para subsistir en condiciones climáticas cambiantes, dejaron el suelo trepando a los árboles. El proceso de evolución continuó y hace 40 millones de años se desarrollaron entre los mamíferos un grupo llamado primates que estaba constituido por diferentes tipos de monos, pequeños, con hábitos nocturnos y que vivían la mayor parte del tiempo en los árboles. Con el tiempo, algunos de estos fueron cambiando sus hábitos y sus características físicas, destacandose entre otros cambios, el aumento de su capacidad craneana y el desarrollo de la musculatura de sus manos lo que le permitió tomar objetos. De esta manera pudieron adaptarse a la vida en el día alimentándose de frutas y vegetales.

Con el correr del tiempo, aparecieron los homínidos los cuales comenzaron a evolucionar hasta el hombre actual.

Evolución

Evolución del género Homo.

Los primeros homíninos de los que se tiene la seguridad de que fueron completamente bípedos son los miembros del género Australopithecus, de los que se han conservado esqueletos muy completos (como el de la famosa Lucy).

Estos restos oseos han sido encontrados mayoritariamente en África y generalmente se admite que la raza humana tuvo su origen en ese continente.

Su desaparición se ha atribuido a la crisis climática que se inició hace unos 2,8 millones de años y que condujo a una desertificación de la sabana con la consiguiente expansión de los ecosistemas abiertos, esteparios. Como resultado de esta presión evolutiva, algunos Australopithecus se especializaron en explotar productos vegetales duros y de escaso valor nutritivo, desarrollando un impresionante aparato masticador, otros Austrolopithecus se hicieron paulatinamente más carnívoros, originando a los primeros Homo.


 

 

           arbolhominidos_2002.jpg 

 

Australopithecus Anamensis.

Es una especie de homínido de 3,9 – 4,2 millones de años de antigüedad encontrada en Kenia la cual vivió en un ambiente forestal y poseía una marcha bípeda, su alimentación se basada en vegetales duros lo que provocaba que tuviera una dentadura gruesa. Su capacidad craneana era de 300 cc con una altura promedio de 1.40 mts y un peso relativo de 30 kg, esta especie presentaba diformismo sexual lo que quiere decir que existien diferencias de porte entre el macho y la hembra.

Austrolopithecus Afarensis.

Es un homínido que vivió entre los 3,9 – 3 millones de años atrás fue descubierto en 1974 por Donald Johanson en Hadar, Etiopía. El espécimen encontrado en aquel momento fue el mundialmente conocido como Lucy. Los restos de Lucy fueron encontrados en el lugar donde habitaba la tribu Afar, de ahí el nombre afarensis, y junto con otros doce individuos de la misma especie, incluido cráneos, conforman lo que se llama “la primera familia”.

Este homínido era bípedo y poseía una capacidad craneal de 375 a 550 cc además presentaba prognatismo debido al tamaño de los dientes ; los caninos son reducidos aunque se proyectan ligeramente delante del diente adyacente. Los incisivos son grandes, los molares y premolares son de tamaño sustancial, con superficies planas. Este homínido tenía una dieta que se basaba en frutos de los árboles los cuales eran obtenidos debido a su gran actividad arbórea. Su pecho no era plano como el nuestro sino que que se estrechaba agudamente hacia arriba. El dimorfismo sexual era muy marcada, con los machos mucho más corpulentos que las hembras (los machos medían alrededor de 1,50 mts y pesaban cerca de 50 kg, en cambio las hembra median 1,20 mts con un peso cercano a los 30 kg).

 

Austrolopithecus Africanus.

 

La historia de Australopithecus africanus como especie reconocida, data de 1924, cuando fue descubierto por Raymond Dart en Taung, Sudáfrica, el cráneo de un niño conocido como el niño de Taung.

Entre las caracteriscas de este homínido estan la ya común marcha bípeda, su peso promedio oscilaba entre los 33 y 67 kg, con una estatura de 1,50 m de alto, acompañado de una gran actividad arbórea. Presentaba una capacidad craneana de 480 cc – 520 cc con una caja craneal inusual, más alta y redondeada, su rostro es más corto y posee piezas dentales mas pequeñas, esto disminuye el prognatismo, con caninos e incisivos pequeños y mayor énfasis en la masticación en el resto de la dentición.

 

Austrolopithecus Robustus.

 

También llamado Paranthropus, un género extinto de hominidos bipedos, que se caracterizaron por sus robustas mandibulas y molares, se pensaba que por su gran dentadura poseia una dieta rica en raices y semillas, pero estudios actualizados indican que su dieta fue más variada e incluía semillas, algunos tipos de pastos y posiblemente animales, vivian en praderas abiertas hace unos 2 – 1,2 millones de años.

Los machos pesaban unos 40 kg y las hembras alrededor de 30 kg. En cuanto a su estatura, también había grandes diferencias: el macho mediría alrededor de 1.35 mts y las hembras 1.10 mts. Su capacidad craneana era de unos 500 cc – 530 cc. Sigue la tendencia de un rostro más pequeño, pero ahora con mejillas más abultadas y mandibulas menos prominentes que los homínidos anteriores además presenta una cresta sagital que es mas pronunciada en machos.

               craneos

About these ads

Acciones

Información

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: