Evolución Humana…

8 12 2007

Evolución Humana





Hominización

2 12 2007

En el larguísimo periodo que ocupa la Prehistoria tiene lugar la hominización, la lenta evolución que condujo desde los primeros homínidos al ser humano actual.

Alrededor de 200 millones de años atrás comenzó el desarrollo de los mamíferos, al principio eran pequeños animales que para subsistir en condiciones climáticas cambiantes, dejaron el suelo trepando a los árboles. El proceso de evolución continuó y hace 40 millones de años se desarrollaron entre los mamíferos un grupo llamado primates que estaba constituido por diferentes tipos de monos, pequeños, con hábitos nocturnos y que vivían la mayor parte del tiempo en los árboles. Con el tiempo, algunos de estos fueron cambiando sus hábitos y sus características físicas, destacandose entre otros cambios, el aumento de su capacidad craneana y el desarrollo de la musculatura de sus manos lo que le permitió tomar objetos. De esta manera pudieron adaptarse a la vida en el día alimentándose de frutas y vegetales.

Con el correr del tiempo, aparecieron los homínidos los cuales comenzaron a evolucionar hasta el hombre actual.

Evolución

Evolución del género Homo.

Los primeros homíninos de los que se tiene la seguridad de que fueron completamente bípedos son los miembros del género Australopithecus, de los que se han conservado esqueletos muy completos (como el de la famosa Lucy).

Estos restos oseos han sido encontrados mayoritariamente en África y generalmente se admite que la raza humana tuvo su origen en ese continente.

Su desaparición se ha atribuido a la crisis climática que se inició hace unos 2,8 millones de años y que condujo a una desertificación de la sabana con la consiguiente expansión de los ecosistemas abiertos, esteparios. Como resultado de esta presión evolutiva, algunos Australopithecus se especializaron en explotar productos vegetales duros y de escaso valor nutritivo, desarrollando un impresionante aparato masticador, otros Austrolopithecus se hicieron paulatinamente más carnívoros, originando a los primeros Homo.


 

 

           arbolhominidos_2002.jpg 

 

Australopithecus Anamensis.

Es una especie de homínido de 3,9 – 4,2 millones de años de antigüedad encontrada en Kenia la cual vivió en un ambiente forestal y poseía una marcha bípeda, su alimentación se basada en vegetales duros lo que provocaba que tuviera una dentadura gruesa. Su capacidad craneana era de 300 cc con una altura promedio de 1.40 mts y un peso relativo de 30 kg, esta especie presentaba diformismo sexual lo que quiere decir que existien diferencias de porte entre el macho y la hembra.

Austrolopithecus Afarensis.

Es un homínido que vivió entre los 3,9 – 3 millones de años atrás fue descubierto en 1974 por Donald Johanson en Hadar, Etiopía. El espécimen encontrado en aquel momento fue el mundialmente conocido como Lucy. Los restos de Lucy fueron encontrados en el lugar donde habitaba la tribu Afar, de ahí el nombre afarensis, y junto con otros doce individuos de la misma especie, incluido cráneos, conforman lo que se llama “la primera familia”.

Este homínido era bípedo y poseía una capacidad craneal de 375 a 550 cc además presentaba prognatismo debido al tamaño de los dientes ; los caninos son reducidos aunque se proyectan ligeramente delante del diente adyacente. Los incisivos son grandes, los molares y premolares son de tamaño sustancial, con superficies planas. Este homínido tenía una dieta que se basaba en frutos de los árboles los cuales eran obtenidos debido a su gran actividad arbórea. Su pecho no era plano como el nuestro sino que que se estrechaba agudamente hacia arriba. El dimorfismo sexual era muy marcada, con los machos mucho más corpulentos que las hembras (los machos medían alrededor de 1,50 mts y pesaban cerca de 50 kg, en cambio las hembra median 1,20 mts con un peso cercano a los 30 kg).

 

Austrolopithecus Africanus.

 

La historia de Australopithecus africanus como especie reconocida, data de 1924, cuando fue descubierto por Raymond Dart en Taung, Sudáfrica, el cráneo de un niño conocido como el niño de Taung.

Entre las caracteriscas de este homínido estan la ya común marcha bípeda, su peso promedio oscilaba entre los 33 y 67 kg, con una estatura de 1,50 m de alto, acompañado de una gran actividad arbórea. Presentaba una capacidad craneana de 480 cc – 520 cc con una caja craneal inusual, más alta y redondeada, su rostro es más corto y posee piezas dentales mas pequeñas, esto disminuye el prognatismo, con caninos e incisivos pequeños y mayor énfasis en la masticación en el resto de la dentición.

 

Austrolopithecus Robustus.

 

También llamado Paranthropus, un género extinto de hominidos bipedos, que se caracterizaron por sus robustas mandibulas y molares, se pensaba que por su gran dentadura poseia una dieta rica en raices y semillas, pero estudios actualizados indican que su dieta fue más variada e incluía semillas, algunos tipos de pastos y posiblemente animales, vivian en praderas abiertas hace unos 2 – 1,2 millones de años.

Los machos pesaban unos 40 kg y las hembras alrededor de 30 kg. En cuanto a su estatura, también había grandes diferencias: el macho mediría alrededor de 1.35 mts y las hembras 1.10 mts. Su capacidad craneana era de unos 500 cc – 530 cc. Sigue la tendencia de un rostro más pequeño, pero ahora con mejillas más abultadas y mandibulas menos prominentes que los homínidos anteriores además presenta una cresta sagital que es mas pronunciada en machos.

               craneos





Género Homo.

2 12 2007

La aparación del género homo continuó con el patrón de biodiversidad que hemos estado planteando. Dos especies co-existieron durante el período de 1,9 – 1,8 millones de años ( H. Habilis, H. Rudolfensis) no sólo entre ellos sino también con H. Ergaster, que es el primer homínido de forma esensialmente moderna, además de A. Boisei (especie del género Paranthropus); por lo tanto las evidencias indican que existieron al menos cuatro especies de homínidos que compartieron continente y región.

Homo Habilis.

Es la especie más antigua del género Homo, vivió aproximadamente desde 2,5 hasta 1,44 millones de años antes del presente. El descubrimiento de esta especie se debe a Mary y Louis Leakey, quienes encontraron los fósiles en Tanzania, África, entre 1962 y 1964, los cuales medían aproximadamente 1,40 mts. Está generalmente aceptado que el Homo habilis es la primera especie del género Homo.

Su nombre significa “hombre habilidoso” y hace referencia al hallazgo de instrumentos líticos confeccionados por éste, primeras piedras talladas hechas con la técnica de percusión. Se han realizado estudios detallados de los restos óseos de sus manos para verificar si realmente sería posible que este Homo los hubiera realizado. Los científicos concluyeron que era capaz de prensión de agarre para realizar las manipulaciones necesarias en la fabricación de utensilios de piedra, gracias a estos utensilios cambio su dieta alimentaria sumandole animales a las frutas y vegetales, se redujeron los caninos y desaparecio el prognatismo para pasar al ortognatismo.

Entre sus caracteristicas destaca su cráneo más redondeado desapareciendo la cresta sagital y aumentando su capacidad craneana a 650cc – 850cc , con el foramen magnun ubicado hacia el centro el cual es un signo de bipidismo. Este bipidismo en las mujeres provocaba una disminución de la pelvis que tiene como consecuencia el apresuramiento del parto lo que implica un mayor tiempo de crianza hacia el neonato ademas de vinculos sociales más fuertes que ayudan a la formación de una cultura por otra parte esta especia pudo emitir una gama mucho más amplia de sonidos que algunos Austrolopithecus gracias al significativo desarrollo craneal que obtuvieron.

Homo Ergaster.

Se estima que apareció hace unos 2 millones de años, y desapareció hace 1 millón de años. En Kenia fueron encontrados, al menos, dos cráneos (KNM-ER 3733, tal vez femenino, y KNM-ER 3883) de hace 1,75 millones de años cuyo cerebro tenía un tamaño estimado en unos 850 cm³. Luego fue descubierto en 1984 el esqueleto completo de hace 1,6 millones de años, de un niño de unos 11 años, de 1,60 m. de estatura y cerebro de 880 cc.( niño de Nariokotome)

A excepción del cráneo, el Homo ergaster tienen una constitución física bastante parecida a la del hombre actual, siendo similar en altura, aunque en general son de complexión más robusta y fuerte, y tienden a ser algo más anchos de caderas. Las proporciones de piernas y brazos, ya son también totalmente modernas.

Fue el homo ergaster quien haciendo uso de su bipidismo salió del continente africano hacia Europa y Asia evidencia de esto son las primeras huellas fuera de África que datan hace 1 millon de año.

Homo Erectus.

Vivió entre 1,8 millones de años y 300.000 años antes del presente, fue el primer homínido corpulento y pesado como los seres humanos además de ser los primeros homínidos viajeros desde África expandiendose a Eurasia, probablemente tras las manadas de animales que cazaba. Asi se han encontrado restos en Java (Indonesia), Pekín (China), Atapuerta (España).

Su capacidad craneana aumentó 700cc – 1300 cc , por lo que pudo elaborar utensilios muchos más complejos y mejores elaborados mostrandose como un cazador eficiente; dejaron vestigios de casas construídas y concocieron el fuego.

Tabla comparativa de la especie Homo





2 12 2007

Homo Heidelbergensis.

Apodado “Goliath” es una especie extinta del género Homo, que surgió hace más de 500.000 años y perduró al menos hasta hace 250.000 años. Eran individuos altos 1,75 mts y muy fuertes llegarían a 100 kg, de grandes cráneos 1.350 cc muy aplanados con relación a los del hombre actual, con mandíbulas salientes y gran abertura nasal. Se le dio el nombre porque los primeros fósiles fueron descubiertos cerca de Heidelberg, Alemania.

La presión evolutiva para que entre los heidelbergensis se desarrollara la caza habría estado en las condiciones ecológicas del territorio que colonizaron: Europa era fría y durante seis meses existían muchos menos recursos alimenticios obtenibles de vegetales que en África, el carroñeo y el cleptoparasitismo (robar presas a los animales predadores) no aportaba suficientes nutrientes, esto habría inducido (por selección) a la aparición de conductas sociales dedicadas a la caza: bandas de heidelbergensis se organizaban para perseguir a otros animales y últimarlos en trampas naturales (precipicios, pantanos) o arrojándoles grandes hachas líticas bifaces e, incluso, rústicos venablos de madera aguzada.

Los utensilios asociados con los fósiles consisten básicamente en “piedras de cortar” y algunas herramientas de lascas como puntas y raspadores de madera, hueso y asta, siendo los iniciadores de esta técnica. Dentro de su tecnología encontramos el bifaz, también llamado hacha de mano; es de grandes dimensiones y está tallado por ambas caras. Su utilidad es muy diversa. Según análisis de otras piedras muestran su empleo para curtir pieles o trabajar la madera, hace 400.000 años ya usaban rudimentarias lanzas de madera. También es muy probable que en esta época el fuego fuese utilizado y paulatinamente generalizado, ya que hay evidencias de fogatas.

Dentro de esta especie también podemos empezar a hablar sobre pequeños grupos con una cohesión social, ya que según estudios paleontológicos de diferentes restos se han hallado, por ejemplo, mandíbulas totalmente edentadas; esto indica que el anciano, tras perder su dentadura, siguió viviendo ayudado por sus congéneres. Esto se traduce en una conducta diferencial a la hora del tratamiento de sus cadáveres . El estudio de las dentaduras de los heidelbergensis también revela otro aspecto evolutivo de sumo interés: los molares y la dentadura definitiva recién les aparecían entre los 5 y 6 años tras ser paridos, si se considera que un individuo no puede alimentarse por cuenta propia hasta tener bien desarrollada su dentición esto induce a pensar que los heidelbergensis estaban caracterizados por una prematuración que implicaba un prolongado cuidado de las crías con el posible establecimiento de fuertes relaciones afectivas entre los individuos, la existencia de fuertes relaciones afectivas habría cohesionado a las “sociedades” heidelbergensis de un modo que les capacitaba para, por ejemplo, desarrollar eficaces estrategias de caza y de supervivencia en general.

Homo Neanderthalensis.

Especie homo que habitó en Europa y parte de Asia Occidental desde hace unos 230 mil hasta 29 mil años atras y que no es un antepasado directo del hombre actual sino que proviene de una rama paralela al árbol evolutivo.

El Neardenthal presentaba esqueletos robustos con extremidades cortas, que las ayudan a conservar el calor, una altura promedio de 1,65 mts y una gran capacidad craneana 1500 c, vivían en grupos organizados formados de no más de 30 mienmbros. Esta especie perfeccionó los útiles de piedra haciendolos más precisos además provocaban el fuego y enterraban a sus muertos.

El clima no fue impedimento para esta especie debido a que estaba muy bien adaptados a la última etapa glacial, por lo tanto su extinción no fue producto del clima sino debido a la llegada del Homo Sapiens a Europa , esta irrupción desencada una competencia entre estos dos homínidos, resultando victorioso el Sapiens por sobre el Neardenthalensis.

Homo Sapiens.

En el pasado, el género Homo fue más diversificado, y durante el último millón y medio de años incluyó numerosas otras especies. Desde la extinción del Neandertal, hace unos 30.000 años, el Homo sapiens es la única especie superviviente del género homo. Hasta hace poco, la biología utilizaba un nombre trinomial Homo sapiens sapiens para esta especie, pero más recientemente se ha descartado el nexo filogenético entre el Neandertal y la actual humanidad, por lo que se usa exclusivamente el nombre binomial. El Homo Sapiens evolutivamente se diferenció en Asia y África y de ese ancestro surgió la familia de la que forman parte los homínidos.

El nombre científico alude al rasgo biológico más característico: sapiens significa “sabio” o “capaz de conocer”, y se refiere a la consideración del hombre como «animal racional», al contrario que todas las otras especies. Es precisamente la capacidad del ser humano de realizar operaciones conceptuales y simbólicas muy complejas —que incluyen, por ejemplo, el uso de sistemas lingüísticos muy sofisticados, el razonamiento abstracto y las capacidades de introspección y especulación— uno de sus rasgos más destacados. Gracias a esta racionalidad, a la facultad de crear de ser seres con imaginación nació el arte rupestre que interpretaban la vida de estos homínidos en diferentes etapas de su cotidianidad.

La especie humana aún mantiene un notorio dimorfismo sexual en el nivel anatómico, por ejemplo, la talla media actual entre los varones hacia los 21 años es de 1,75 mts, la talla media de las mujeres en iguales condiciones es de 1,62 mts, y los pesos promedios respectivos son de 75 kg y 61 kg respectivamente.

 

 

          Craneos  

 

Nuestra especie sigue evolucionando, enfrentando obstáculos de la naturaleza que nos advierte lo mal administrado que esta nuestro mundo, de nuestra capacidad de razonar esta nuestra apreciada sobrevivencia que nos indica que no somos nada más que unos huéspedes en esta tierra.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.